lunes, 19 - Ago - 2019
Inicio » Motos y Pruebas » BMW » BMW HP4 Legendaria

BMW HP4 Legendaria

HP4 Ciencia-Ficción alemana.

BMW HP4

Tres años después de la presentación mundial de la S 1000 RR, BMW le dio una vuelta de tuerca lanzando la HP4.

Versión aún más exclusiva y tecnológica con marcada orientación rácing.

La BMW HP4 sólo permaneció dos años en el mercado: 2013 y 2014.

Hasta que la S 1000 RR II adoptó buena parte de sus mejoras.

Pero sirvió para dar un golpe sobre la mesa y demostrar que la firma alemana quería participar en el Mundial de Superbike para ganarlo.

BMW HP4

Lo mejor de la BMW High Performance 4 es que pulía los defectos de la primera generación S 1000 RR. Potenciando todas sus virtudes y acentuando su carácter “pro”.

Así, las principales diferencias respecto a la versión estándar pasaban por la adopción de un sistema de suspensión electrónica semiactiva DDC firmada por Sachs.

Un nuevo Race ABS con reglaje deportivo o control de tracción DTC (Dynamic Traction Control) con modo Slick regulable en 15 posiciones.

BMW HP4

Control de lanzamiento para optimizar las salidas desde parado. Que limita el par y las vueltas a 8.000 rpm cuando engranas la primera marcha.

Antiwheelie con reglaje evolucionado, neumático trasero con 20 cm de anchura, cambio semiautomático para subir marchas.

Escape Akrapovic de titanio, llantas de aluminio forjado (2,5 kg más ligeras), asiento monoplaza, intermitentes LED.

También la cúpula tintada, piezas de fibra de carbono, placa personalizada, batería aligerada y más par motor a medio régimen.

BMW HP4

Sin lugar a dudas, el DDC era el punto más novedoso.

Nunca visto por aquel entonces, algo que cinco años después también es común en las versiones más exclusivas de Yamaha o Ducati.

Este sistema evolucionaba el antiguo ESA (Electronic Suspension Ajustment) de BMW.

Se caracteriza por regular automáticamente los hidráulicos de la suspensión delantera y trasera en marcha mediante electroválvulas.

En función de las condiciones del momento y basándose en la información que aporta el pack electrónico.

BMW HP4

Esta aportación es esencial en pos de la seguridad y los tiempos en circuito. Ayudando al piloto en todo momento y bajo cualquier condición.

Un gran trabajo

En marcha y teniendo en cuenta el vertiginoso ritmo al que avanza la tecnología, la BMW te demuestra que sigue siendo una moto perfectamente válida para circular por carretera y rodar en circuito.

Una máquina muy competitiva que tardará muchos años en quedarse anticuada.

BMW HP4

Por muy agresivo que seas, el funcionamiento de la suspensión DDC no se nota.

Realizando un “acto de fe” y confiando en que todo va por el sitio, algo que, sin duda, sucede.

Esta BMW se muestra muy estable en aceleraciones y frenadas, además de ser especialmente ágil en cambios de dirección.

Además del DDC, la rebaja de peso respecto a la versión estándar también es la culpable de que se sienta tan rápida en estas situaciones.

BMW HP4

La HP4 dispone de cuatro modos de conducción: Rain, Sport, Race y Slick.

Todos ellos con 193 CV declarados, pero con una entrega más o menos directa a las insinuaciones del acelerador electrónico.

Dentro de este último, el más agresivo e ideal para uso en circuito, permite un reglaje del control de tracción con múltiples niveles de intervención del sistema, desde +7 hasta -7.

Algo que requiere de paciencia, sensibilidad y experiencia a la hora de percibir los cambios y elegir la opción ideal.

BMW HP4

El tetracilíndrico de la HP4 empuja con mucha fuerza.

Estira una barbaridad y, cuando parece que ya no va a correr más, lo hace con más ímpetu aún que antes.

El rugido producido por la admisión y sus trompetas de longitud variable, devorando aire a raudales es notorio y delicioso. Subiéndote las pulsaciones más allá de lo recomendable.

El sonido del escape “Akra” también es abrumador.

La frenada de los Brembo radiales es perfecta y la ergonomía muy acertada incluso para conductores altos o voluminosos.

BMW HP4

Una luz de sobrerrégimen blanca destellea cuando toca subir marcha. El embrague antirrebote evita bloqueos inesperados en reducciones fuertes.

Por ponerle algunos “peros” se muestra algo nerviosa de dirección en las aceleraciones fuertes.

Quizá porque su reparto de pesos penaliza un poco este punto.

Con otro amortiguador de dirección y diferente precarga de amortiguador trasero seguramente se resolvería.

El calor generado por el motor no la hace ideal para circular entre el tráfico de la ciudad.

Mejor aire fresco y nada por delante para que la “bestia” campe a sus anchas.

BMW HP4

Mención aparte quedan los kits/accesorios disponibles que BMW ofrecía para competición.

Con los que ganaron el IDM Alemán y muchos campeonatos de Superstock y SBK nacionales.

Con pocas “chuches” ya tendrás una moto competitiva y con muchas casi tendrás una moto de colección.

 

BMW HP4
www.bmw-motorrad.es
Motor Tetracilíndrico, 16 válvulas DOHC, refrigeración líquida, inyección electrónica
Cilindrada 999 cc
Potencia y rpm 193 CV a 13.000 rpm
Par y rpm 112 Nm a 9.750 rpm
Limitable No
Nº Marchas 6
Velocidad máxima
Chasis Doble viga de aluminio
Suspensión

Delantera

Horquilla invertida Sachs DDC, 46 mm
Suspensión

trasera

Monoamortiguador Sachs DDC multirregulable
Freno delantero Doble disco de 320 mm, pinzas de 4 pistones
Freno trasero Disco de 220 mm, pinza de un pistón
Neumático delantero 120/70 ZR17
Neumático trasero 200/55 ZR17
Distancia entre ejes 1.422 mm
Altura asiento 820 mm
Peso declarado (seco) 169 kg
Capacidad depósito 17,5 litros
Consumo medio
PVP (2013) 23.400 €

Por. Jesse Mach

Fotos. BMW-Motorrad

(publicado en MOTOS nº37)

Déjanos tus Comentarios