lunes, 20 - May - 2019
Inicio » Motos y Pruebas » BMW » BMW R nineT Urban G/S

BMW R nineT Urban G/S

Vuelta al origen.

BMW R nineT URBAN GS

Apoyándose en la nineT, BMW rescata los genes de la primera y legendaria R 80 G/S.

Un modelo de hace casi 40 años, y los conjuga con la última tecnología, dando como fruto la nineT Urban G/S. Una roadster endurera de aspecto clásico, aunque muy válida para el día a día.

La R 80 G/S no sólo fue la primera moto de enduro bicilíndrica producida a gran escala. También fue la primera BMW fabricada en serie con monobrazo para la rueda trasera.

BMW R nineT URBAN GS

Las siglas G/S siempre han ido asociadas a aventura, y aunque el modelo original se orientaba al enduro más que nuestra protagonista.

La nueva nineT Urban sigue permitiendo ciertas licencias por pistas sencillas.

Se mantiene fiel al cien por cien en su estética, tanto que su esquema de color se presenta prácticamente sin filtros respecto al modelo original.

BMW R nineT URBAN GS

Cuenta con el bastidor en negro, guardabarros y depósito de gasolina en blanco.

Mantiene los dos tonos de azul, y el asiento biplaza corrido en color rojo, claro.

Además, determinados elementos se encargan de custodiar ese aire nostálgico del modelo original.

Como el caso de su escape 2 en 1 de acero inoxidable con silenciador ubicado a la izquierda.

BMW R nineT URBAN GS

Con la rueda delantera de 19”, los reposapiés dentados o los fuelles de goma en la horquilla delantera.

Una vez encima sobre la Urban, te sientes más que cómodo.

Llegas fácilmente al suelo, la posición es erguida y los brazos se mantienen largos, sobre un manillar ancho, que ofrece buena estabilidad en parado.

BMW R nineT URBAN GS

Algo que se agradece teniendo en cuenta que esta nineT no es precisamente ligera.

Empieza la fiesta nada más arrancar el motor.

El sonido es el habitual al que nos tiene acostumbrados el bóxer de 2 cilindros refrigerado por aire y aceite.

Suena suave a ralentí, pero directísimo y contundente al dar golpes de gas desde bajas revoluciones.

BMW R nineT URBAN GS

La salida es suave, acompañada por el embrague hidráulico, una caja de cambios silenciosa y eje cardán como elemento de transmisión secundaria.

A baja velocidad, lo primero que notas son sus 19 pulgadas en la rueda delantera.

Que puede que impidan hacer los primeros metros en línea recta con tanta precisión como sería habitual.

BMW R nineT URBAN GS

Por la ciudad se mueve bien.

El carácter del motor permite circular a bajo régimen sin renunciar a esporádicos golpes de gas en los que la respuesta es inmediata, dejando al resto de vehículos atrás.

Las suspensiones recurren a una horquilla convencional sin ajustes delante, y a un sistema Paralever con amortiguador central detrás.

El equipo de frenos incorpora discos delanteros con pinzas de 4 pistones y ABS.

BMW R nineT URBAN GS

Los neumáticos montados de serie ofrecen un agarre óptimo, tanto que al acelerar con contundencia a la salida de curvas y sobre pasos de cebra.

¿Una deportiva?

Esta nineT “endurera” se defiende a las mil maravillas a ritmo rápido por carreteras de curvas.

Hasta el régimen de par máximo (6.000 rpm), el motor empuja de manera contundente en cualquier marcha.

BMW R nineT URBAN GS

Por encima, la aceleración parece interminable hasta que llegas al régimen de potencia máxima en las 7.750 rpm).

Muy cerca del corte de encendido en las 8.500 rpm.

Los 221 kg en orden de marcha de la Urban G/S y sus neumáticos de asfalto, no me animan a hacer demasiados experimentos sobre arena.

BMW R nineT URBAN GS

Sin embargo, es un modelo que también rescata algo de la esencia off-road de su predecesora.

Permite circular fuera del asfalto con determinadas licencias.

Para ello cuenta con un mayor recorrido en la suspensión trasera (20 mm más que la nineT original).

Lo primero que debes hacer si planeas hacer excursiones por pistas, es equiparla con llantas de radios y neumáticos de tacos, una opción a montar en fábrica.

BMW R nineT URBAN GS

Hazla tuya

Hay algo que esta nineT sí te va a permitir realizar a las mil maravillas, y es hacerla totalmente tuya. Convertir la Urban G/S en un modelo personal y único.

Para ello BMW la ha dotado un chasis modular, a la vez que ofrece un gran listado de elementos opcionales.

BMW R nineT URBAN GS

Por un lado existe una serie de equipamiento opcional (a montar en fábrica), como son llantas, ASC, puños calefactables, colectores cromados, etc.

Y, otros accesorios que se pueden montar en el concesionario, como protectores del depósito o una serie de asientos diferentes.

Además de varias piezas en carbono, silenciador deportivo, protectores de puños, o sistemas de carga. También alforjas para el asiento del acompañante.  ¿Visualizas ya la tuya?

BMW R nineT URBAN GS

BMW R nineT Urban G/S
www.bmw-motorrad.es
Motor 2 cilindros bóxer, refrigeración aire-aceite
Cilindrada 1.170 cc
Potencia 110 CV a 7.750 rpm
Par 116 Nm a 6.000 rpm
Limitable No
Nº Marchas 6 velocidades
Velocidad máxima > 200 km/h
Chasis Multitubular de acero en tres secciones, una delantera y dos traseras, conjunto motor-caja de cambios que soporta parte de la carga, estructura del acompañante desmontable
Suspensión

Delantera

Horquilla telescópica 43 mm, 125 mm recorrido
Suspensión

trasera

Paralever BMW Motorrad; amortiguador central, precarga de muelle ajustable mediante llave, rebote ajustable, 140 mm recorrido
Freno delantero 2 discos, 320 mm, ABS
Freno trasero 1 disco, 265 mm, ABS
Neumático delantero 120/70 ZR19
Neumático trasero 170/60 ZR17
Distancia entre ejes 1.527 mm
Altura asiento 850 mm
Peso declarado 221 kg (en marcha)
Depósito 17 litros
Consumo 5,3 l/100 km (declarado)
PVP 14.200 €

 

Texto. José A. García

Fotos. Paloma Soria

(publicado en MOTOS nº49)

Déjanos tus Comentarios