viernes, 23 - Ago - 2019
Inicio » Motos y Pruebas » KTM » KTM Duke 125

KTM Duke 125

KTM Duke 125

Cuestión de límites

Con el carnet A1 o B, puedes llevar, como mucho, una 125 de 15 CV. Y si quieres hacer una moto que te lleve a lo máximo que puedes hacer, sin salirte de la frontera legal de esa cifra, necesitas restringir el peso para que sea ligera. Con una moto así, puedes explorar tus propios límites como piloto. Y también ir todos los días donde quieras, sin freno ninguno. Descubre la KTM Duke 125.

Tienes 15 CV, por Ley. Y quieres una moto que de verdad transmita cierta sensación “streetfighter”, ya sabes, una moto naked, rápida acelerando, muy ágil y capaz de frenar, tumbar, levantar y salir “zumbando” con naturalidad y facilidad. Pero insisto, con 15 CV como máximo. Cuando hay casi 200, un buen chasis y buenos componentes esas sensaciones son muy fáciles de conseguir, pero no es el caso: sólo tienes 15.

Hay una forma de conseguirlo: poco peso y agilidad. Con esos ingredientes, KTM demostró, hace ya algunos años, que era posible hacerlo. Y era un camino nuevo: muchas de las marcas que habían intentado hacer una 125 4T de carácter deportivo intentaban imitar en formas y tamaño a las deportivas grandes.

Algunas de las pequeñas lo que hicieron fue meter un motor 125 (el más potente que encontraron) en chasis modificados de 50 cc. En el primer caso, el peso limitaba las posibilidades y condenaba el comportamiento, con motos grandes y pesadas; y en el segundo, vibraciones y acabados algo justos tampoco acababan por convencer del todo.

Es ligera y capaz de ir deprisa por cualquier sitio. Con trazos de supermotard

En KTM tenían las ideas claras pero se lo tomaron con calma. Tardaron un par de años en desarrollar esta Duke 125, que apareció por primera vez en 2010. La idea era trasladar la filosofía de sus Duke grandes a la cilindrada 125; es decir, una moto especialmente ligera, capaz de ir deprisa por cualquier sitio, con “gotas” de espíritu supermotard.

Pequeña y de calidad

La KTM Duke 125 es una moto bien pensada en todos los aspectos. No es muy grande, pero tampoco es “canija”, y tiene la virtud de que cualquier piloto, de cualquier talla, se acopla bien. Si eres bajito, el asiento no está muy alto y además la moto es estrecha; se llega bien. Si eres alto tampoco hay muchos problemas, ni te vas “zurrando” con el manillar, ni te encajona.

(publicado en MOTOS nº10)

 

En carretera es muy divertida. Corre mucho y es suficiente para pasarlo bien si hay curvas
En carretera es muy divertida. Corre mucho y es suficiente para pasarlo bien si hay curvas

Ficha técnica KTM Duke 125

 Motor  Monocilíndrico, 4V, agua
 Cilindrada  124,7 cc
 Potencia  15 CV
 Par  12 Nm
 Limitable  No
 Nº Marchas  Caja de cambios de 6 velocidades
 Vel. máxima  n.d.
 Chasis  Multitubular en tubo de acero
 Suspensión delantera  Horquilla invertida Ø 43 mm
 Suspensión trasera  Monoamortiguador no progresivo
 Freno delantero  Discos 300 mm, pinza radial. ABS Bosch
 Freno trasero  Disco 230 mm
 Neumático delantero  110/70‐17”
 Neumático trasero  150/60‐17”
 Distancia entre ejes  1.367 mm
 Altura asiento  800 mm
 Peso declarado  127 kg (en seco)
 Capacidad depósito  11 litros
 Consumo  3,5 l/100 km
 PVP  3.940 €
 Web  KTM

 

Déjanos tus Comentarios