miércoles, 14 - Nov - 2018
Inicio » No solo Motos » Motos Scrambler

Motos Scrambler

Moda vintage

Su estilo marcadamente retro, junto con unas notables aptitudes excursionistas, hacen que estas semi-aventureras monturas sean ideales para inconformistas que aprecian su simplicidad general y también su desnudez para moverse a diario en ciudad, e incluso recorrer, fuera de ella, pistas y caminos. La que sigue es nuestra particular selección.

Las scrambler, esas motos para entendidos cada vez más de moda, son monturas sobre todo de excursión. Mezclan, eso sí, conceptos tan diversos como las parcelas naked y trail que, según casos –porque las hay, sobre todo, con más estética que otra cosa–, te permiten salir con garantías de ruta desde la ciudad y por carretera hasta alcanzar el monte, donde podrás adentrarte e ir por caminos de tierra sin problemas y llegar hasta, por ejemplo, esa playa que tanto te gusta, o ese apartado donde podrás merendar con tranquilidad y disfrutar de la naturaleza.
Para acertar el «tiro», casi valdría recurrir al catálogo de Triumph para señalar los modelos con semejante apellido, que no son pocos a lo largo de su vasta trayectoria. En todo caso, hablamos de máquinas de corte clásico ideadas para rodar por pistas, por lo que, en gran medida, vienen a ser los ancestros de las actuales trail y maxi-trail.
De ahí sus ruedas de corte todoterreno, unas suspensiones con algo mayor recorrido que las naked de ciudad o carretera, de las que derivan en no pocos casos, chasis robustos, un punto más reforzados, para soportar los esfuerzos a los que serán sometidas, escapes elevados para que no molesten o se traben si salpicamos e incluso llegas a vadear…
La recuperada tendencia scrambler ha dado lugar, por una parte, a motos de serie, diseñadas y fabricadas conforme a esta filosofía, y, de otra, a modificaciones artesanales sobre vehículos veteranos, no exentas de un marcado punto tuning que, en muchos casos, cuestan dinerales a cambio de obtener productos únicos.
En cualquier caso, unas y otras son buenas ciudadanas, bajitas, cómodas y prácticas para ir a ritmo sosegado, con recorridos de suspensión más cortos que en las motos antiguas y peso mayor.

 

Scrambler Ducati

Una de las apuestas más potentes de Ducati esta temporada ha sido, justamente, el amplio despliegue Scrambler. Tanto es así que estas pequeñas y ligeras motos se han abierto su propio espacio en los concesionarios españoles de la firma como marca aparte, con todo un universo de inspiración retro para atender toda clase de gustos y anhelos.
Ducati propone cuatro versiones partiendo de la Icon, la base sobre la que giran las demás, aunque la Urban Enduro, es la que más se ajusta al concepto Scrambler. La idea es que cada usuario se identifique más con unas o con otras, por lo que tiene a su alcance un enorme catálogo de accesorios (y ropa) para personalizarlas (y ‘personalizarse’) con accesorios originales para hacer cada Scrambler a la medida, prácticamente única. Los cuatro modelos: Icon, Classic, Full Throttle y Urban Enduro, comparten chasis-basculante, propulsor L-Twin con distribución desmodrómica y refrigeración por aire, suspensiones Kayaba, frenos firmados por Brembo y depósito de carburante con capacidad para 13,5 litros. Lo que cambian son el resto de elementos, según la filosofía de cada una.

Simples y robustas
La Urban Enduro, la más idónea para lanzarse a los caminos, incluye asiento marrón con diseño específico y ergonomía superior, protectores de horquilla, motor y rejilla del faro, refuerzo de manillar, guardabarros delantero elevado plástico y llantas de radios. Está disponible en tonalidad Wild Green.
La Icon, la más económica y primera en llegar al mercado, cuenta, entre otros, con sillón de diseño y terminación vintage a 790 mm del suelo, llantas de radios combinadas con neumáticos mixtos Pirelli, tapas de distribución culminadas en aluminio –como el protector de calor de la mecánica–, tapas en los costados del depósito (con forma de lágrima), ancho manillar, faro con lente de cristal además de luz de posición LED, panel de instrumentación LCD… Se ofrece en Amarillo ‘62 y Rojo Ducati.

Scrambler Ducati

 

Scrambler Ducati

Motor L-Twin, desmodrómico. Refrigeración por aire
Cilindrada 803 cc
Nº Marchas 6
Potencia 75 CV a 8.250 rpm
Par 68 Nm a 5.750 rpm
Limitable
Chasis Chasis multitubular de tipo Trellis
Suspensión Delantera Horquilla invertida con barras de 41 mm; 150 mm de recorrido
Suspensión trasera Amortiguador Kayaba, precarga ajustable.150 mm de recorrido
Freno delantero Disco, 330 mm. ABS
Freno trasero Disco, 245 mm. ABS
Neumático delantero 110/80 ZR18
Neumático trasero 180/55 ZR17
Distancia entre ejes 1.445 mm
Altura asiento 790 mm
Peso declarado 186 kg
Depósito 13,5 litros
PVP De 7.790 a 11.190 euros

 

 

Hanway Raw 125

La llamativa Hanway Raw se ha inspirado por diseño en una preciosa neoclásica como es la Triumph Bonneville, por lo que su estampa tiene mucho de «british», como puedes apreciar en las imágenes de un rápido vistazo. Sencilla y hasta básica, pero sin duda dotada de un innegable atractivo que llama la atención al primer golpe de vista, la Raw es una moto si se quiere espartana y de pequeño tamaño. Acorde con este planteamiento, su equipamiento comprende lo justo, aunque con detalles de interés como el indicador de marcha engranada.
La idea es ofrecer una montura económica con argumentos a tener en cuenta como la funcionalidad, el sentido práctico y la movilidad cotidiana. Particularmente enfocada al medio urbano, es fácil de llevar y se comporta de forma agradable a partir de un ancho manillar y un cerrado radio de giro que permite mucho dominio para maniobrar y circular entre el tráfico sin esfuerzo.
Es justo su sobriedad tecnológica la que convierte a esta 125 cc en una magnífica apuesta para usar a diario, barata, fácil de mantener y muy funcional. Fabricada en China, tiene poco que se pueda romper, lo que es toda una ventaja –y al mismo tiempo una garantía– de cara a tu bolsillo. Por motor disfruta de un sencillísimo monocilíndrico de cuatro tiempos SOHC con refrigeración por aire, 9,6 caballitos a 8.000 vueltas y unos consumos ridículos. Además, con una velocidad máxima en torno a los 100 km/h autoriza un rendimiento adecuado tanto para driblar por la urbe como para adentrarse en el mundo de las dos ruedas. En cuanto a la parte ciclo, y partiendo de la base de un bastidor monocuna fabricado en acero, es acorde con el planteamiento general de la moto y de su propulsor. Por ejemplo, los frenos se confían a un disco anterior y un tambor posterior, mientras que las suspensiones están configuradas por una horquilla delantera y por un par de amortiguadores hidráulicos en la zaga.

Hanway Raw 125

 

Hanway Raw 125 

Motor Monocilíndrico de cuatro tiempos. Refrigeración por aire
Cilindrada 124 cc
Nº Marchas 6
Potencia 9,6 CV a 8.000 rpm
Par n.d.
Limitable
Chasis Tubular
Suspensión Delantera Horquilla telescópica
Suspensión trasera Doble amortiguador
Freno delantero Disco
Freno trasero Tambor
Neumático delantero 90/90-18
Neumático trasero 120/80-16
Distancia entre ejes  n.d.
Altura asiento 720 mm
Peso declarado 104 kg
Depósito 12,8 litros
PVP 1.595 euros

 

 

 

Mash Scrambler

Podríamos definirla como el estilo todoterrenero de las scrambler de los ‘70 tocado por la varita de la firma francesa Mash. Así es la Scrambler más accesible, que configura una versión de baja cilindrada, con 125 cc, pero que también es compatible con una declinación bastante más generosa: la Scrambler 400.
Una y otra, apuestan por una decoración repleta de detalles con mucho de off-road; entre otros, y valorando la 125, algunos tan obligatorios –en el segmento de que se trata– como el escape elevado, los neumáticos tipo trail, la rejilla protectora del faro o una discreta presencia de cromados, por ejemplo en los guardabarros.
Fabricada en Asia pero beneficiada por un estándar de calidad propio de los modelos europeos, la Mash hace gala de un cuidado diseño a precio seductor. Esta polivalente montura luce una estampa propia de los modelos de finales de los años ‘60 y principios de los ‘70, época pionera en lo que toca al ámbito off-road. La Scrambler 125 cuenta con chasis y motor ligeramente modificados, este último, un sencillo monocilíndrico con refrigeración por aire y casi 12 CV, aunque, todo sea dicho, no pasa por ser un prodigio de tecnología o prestaciones. Tampoco incorpora avances de mayor calado, pero lo cierto es que en la práctica funciona, se desenvuelve con suavidad, y mueve con suficiente soltura a la Scrambler en trazados urbanos. De remate, resulta fiable y económico.

Con más azúcar, más dulce
Mash también ofrece en España el modelo Scrambler 400 a un precio de 4.995 euros, con dos años de garantía, aunque hasta finales de año está disponible por 4.795 euros. La 400 viene a ser la alternativa campera de la Five Hundred. De hecho, comparte chasis y motor con aquella, pero no disfruta del escape elevado típico de las Scrambler –el suyo es un 2 en 1–, como pasa en la versión de 125 cc. Ofrece decoración específica, carente de cromados, en gris metalizado y naranja, y monta horquilla de 41 mm negra, doble amortiguador trasero específico, llantas negras combinadas con neumáticos mixtos, asiento de piel, paneles laterales curvados, faro delantero más pequeño, cupolino a juego y guardabarros privativo.

Mash Scrambler 400

 

Mash Scrambler 400

Motor Monocilíndrico de cuatro tiempos SOHC. Refrigeración por aire
Cilindrada 397 cc
Nº Marchas 6
Potencia 27,6 CV a 7.000 rpm
Par 35,30 Nm a 5.500 rpm
Limitable No
Chasis Tubular
Suspensión Delantera Horquilla telescópica hidráulica. Barras de 41 mm
Suspensión trasera Doble amortiguador telescópico, doble brazo tubular
Freno delantero Disco de 280 mm
Freno trasero Tambor 160 mm
Neumático delantero 90/90-19
Neumático trasero 130/70-18
Distancia entre ejes n.d.
Altura asiento 790 mm
Peso declarado 151 kg
Depósito 13 litros
PVP 4.995 euros

 

 

Mash Scrambler 125

 

Mash Scrambler 125

Motor Monocilíndrico de cuatro tiempos SOHC. Refrigeración por aire
Cilindrada 125 cc
Nº Marchas 6
Potencia 11,6 CV a 8.750 rpm
Par n.d.
Limitable No
Chasis Tubular
Suspensión Delantera Horquilla telescópica hidráulica. Barras de 35 mm; recorrido de 120 mm
Suspensión trasera Doble amortiguador telescópico, doble brazo tubular
Freno delantero Disco ondulado con pinza sencilla; 220 mm
Freno trasero Tambor
Neumático delantero 90/90-18
Neumático trasero 110/90-16
Distancia entre ejes n.d.
Altura asiento 780 mm
Peso declarado 96 kg
Depósito 14 litros
PVP 2.245 euros

 

 

Moto Guzzi V7 II Scrambler Kit

Hace unos meses la marca italiana expuso en los llamados Moto Guzzi Garage Days –y por entonces puso a la venta–, exclusivas y seductoras versiones modificadas a partir de cuatro kits inspirados en su vasta trayectoria. Cuatro estilos parecidos y, a la vez, singulares y muy distintos entre sí. Y todo sobre el punto de partida que supone la exitosa y ligera Moto Guzzi V7 II. Una de ellas, la más campera y excursionista, se apellidaba, claro, Scrambler, y en su estreno mostró un precio final de 9.999 euros.
El kit para transformar la V7 II en una scrambler «de cabo a rabo», deriva en una estética neo-retro que infunde mayor dosis de personalidad, gracias a un compendio de quince accesorios que modulan su estampa y perfil.
Estas piezas pasan, entre otros, por unos alargados guardabarros satinados, tablas portanúmero también satinadas, protecciones en ese mismo acabado (adiós a todos los cromados de la V7 II original, como toca en una moto de campo), y, por supuesto, debe contar con un escape elevado de colectores ‘dos en uno’, neumáticos de tacos off-road, barra de refuerzo en el manillar, estriberas también off-road y asiento largo vintage tipo años ‘70. Todo ello se completa con una bolsa para herramientas artesanalmente realizada en cuero de primer nivel. Mecánicamente no hay cambios en lo que respecta al motor, el conocido bicilíndrico en V con refrigeración por aire de 744 cc y 48 CV, acoplado a una caja de cinco marchas con transmisión final mediante cardán, de funcionamiento impecable y fuerza de sobra para divertirse.

Moto Guzzi V7 II Scrambler Kit

 

Moto Guzzi V7 II Scrambler Kit

Motor Bicilíndrico en V de cuatro tiempos. Refrigeración por aire
Cilindrada 744 cc
Nº Marchas 6
Potencia 48 CV a 6.260 rpm
Par 59 Nm a 3.000 rpm
Limitable No
Chasis Tubo de acero ALS en doble cuna
Suspensión Delantera Horquilla telescópica hidráulica Marzocchi. Barras de 41 mm; recorrido de 110 mm
Suspensión trasera Basculante en aleación ligera con dos amortiguadores ultra regulables Bitubo
Freno delantero Doble disco, 320 mm
Freno trasero Disco, 260 mm
Neumático delantero 100/90-18 56H TL
Neumático trasero 130/80-17 65H TL
Distancia entre ejes 1.449 mm
Altura asiento 790 mm
Peso declarado 190 kg
Depósito 22 litros
PVP 9.999 euros

 

 

Triumph Scrambler y Street Twin kit Scrambler

De una parte, la recién estrenada Bonneville Street Twin con kit Scrambler ha sido diseñada con espíritu individualista y gran capacidad de personalización como punto de partida para convertirla en una moto única y especial. Y es que ofrece más de 150 accesorios y un conjunto de kits para instalarlos «llave en mano» en el concesionario. Reencarnación de la Bonneville original, muestra un aspecto minimalista de cierto aire custom y atemporal, pero no se deja por el camino tecnologías como el ABS variable, acelerador electrónico –su bicilíndrico paralelo calado a 270º ofrece un contundente par máximo de 80 Nm a 3.200 vueltas, un 18 por ciento más que su antecesor–, embrague antirrebote, inmovilizador integrado en la llave o control de tracción desconectable, todo ello combinado con una parte ciclo esencialmente diseñada por Kayaba.
Sus acabados, de gran calidad, se reflejan en componentes como las luces ovaladas traseras con tecnología LED, un panel de instrumentación con menú digital sobre el manillar, puerto USB, su exclusivo depósito de gasolina, los gráficos o la finura de las tonalidades Cranberry Red, Aluminium Silver, Matt Black, Phantom Black y Jet Black.

Aún más, mucho más
Pero si hay una scrambler por excelencia en el catálogo Triumph, ésa es la Scrambler, con mayúsculas. Oriunda de 2006, se sirve de propulsor bicilíndrico paralelo de 865 cc con refrigeración por aire e inyección electrónica. Rinde una potencia de 59 CV, y su par límite es de 68 Nm.
Pero, sobre todo, la Scrambler es una moto estética, de aire clásico, con guiños como los amortiguadores traseros de apariencia retro, los fuelles de goma que protegen los tubos de la horquilla –como los originales de los ‘60–, la diferencia de diámetro entre las dos llantas (delantera, de 19 pulgadas y trasera, de 17, –ambas de radios–) o sus neumáticos de tacos off-road. No olvides que, sin ser una trail pura, autoriza a ir por pistas a partir de una erguida postura de conducción basada en un ancho y alto manillar, o de unos sobreelevados reposapiés que ganan altura libre al suelo.
Por supuesto, la Scrambler ofrece multitud de accesorios de personalización.

Triumph Scrambler

 

Triumph Scrambler

Motor Bicilíndrico paralelo de dos tiempos DOHC. Refrigeración por aire
Cilindrada 865 cc
Nº Marchas 6
Potencia 59 CV a 6.800 rpm
Par 68 Nm a 4.750 rpm
Limitable
Chasis Cuna Tubular de acero
Suspensión Delantera Horquilla Kayaba. 41 mm y 120 mm de recorrido
Suspensión trasera Doble amortiguador Kayaba cromado ajustable en precarga; 100 mm de recorrido
Freno delantero Disco, 310 mm
Freno trasero Disco, 255 mm
Neumático delantero 100/90-19
Neumático trasero 130/80-17
Distancia entre ejes 1500 mm
Altura asiento 825 mm
Peso declarado 214 kg
Depósito 16 litros
PVP 10.395 euros

 

Triumph Street Twin

 

Triumph Street Twin

Motor Refrigeración por aire, DOHC, Bicilíndrico en paralelo, calado a 360º
Cilindrada 900 cc
Nº Marchas 6
Potencia 55 CV a 5.900 rpm
Par 80 Nm a 3.230 rpm
Limitable
Chasis Cuna Tubular de acero
Suspensión Delantera Horquilla Kayaba. 41 mm y 120 mm de recorrido
Suspensión trasera Doble amortiguador Kayaba cromado ajustable en precarga; 100 mm de recorrido
Freno delantero Disco con pinza flotante Nissin de 2 pistones. 310 mm
Freno trasero Disco con pinza flotante Nissin de 2 pistones. 255 mm
Neumático delantero 110/70 R17
Neumático trasero 130/80 R17
Distancia entre ejes 1415 mm
Altura asiento 740 mm
Peso declarado 225 kg
Depósito 16 litros
PVP 8.800 euros

 

 

 

Yamaha XSR 700

La Yamaha XSR700 nace recientemente, fruto del interés de la firma de los diapasones por adentrarse en el cada vez más pujante mercado scrambler. También se apunta a las últimas tendencias estilísticas, terreno en el que, sin lugar a dudas, se sitúa en vanguardia. Se trata de un modelo muy individualista y muy a la moda que, por cierto, puede completarse con un sinfín de accesorios (más de 40 “ítems”) creados a propósito por la marca para personalizarla conforme al gusto de su propietario, además de una amplia y exclusiva colección de ropa y complementos. En su punto de mira, claro, fija la Scrambler de Ducati.
Realizada sobre la base de la poderosa MT-07, con la que comparte parte de la mecánica y de su parte ciclo, aporta en realidad pocas diferencias técnicas sobre aquella. Pero sí adopta, por ejemplo, su propio basculante trasero, más corto, de 530 milímetros, más anchura en la barra del manillar (casi 80 mm) además de estar ubicada 10 mm más alta, la misma distancia de más que adopta el sillín en altura, con respecto a la MT-07.
La carrocería en sí ha sido creada exprofeso por el preparador californiano de origen japonés Shinya Kimura. Entre otros, incluye asiento retro en dos texturas, nuevo faro más ancho y soportes de toque old school, depósito central de aluminio y nuevo subchasis trasero de aspecto minimalista, fácilmente customizable.
El propulsor es un bicilíndrico en línea que libera 75 CV de potencia con un par máximo de 68 Nm, y que ofrece gran elasticidad para adaptarse a diferentes estilos de conducción. De ahí unos bajos muy aprovechables y una sobrada voluntad para subir vueltas, que la convierten en una propuesta realmente dinámica.
Equipada en la parte ciclo (y de serie) con sistema antibloqueo de frenos ABS –para complementar sendos discos delanteros de 280 milímetros–, la XSR700 se ofrece en dos decoraciones: una con depósito verde Forrest Green, y otra que lo lleva pintado de tonalidad plata Garage metal. Y es que con esta nueva XSR el catálogo Sport Heritage de Yamaha evoluciona y ensalza la filosofía ‘Faster Sons’. Una línea de producto desvelada en el pasado evento Wheels&Waves de Biarritz (Francia), orientada hacia el estilo clásico y los diseños más míticos de la marca nipona.

 

Yamaha XSR 700

 

Yamaha XSR 700

Motor Bicilíndrico en línea. 4T Refrigeración líquida
Cilindrada 689 cc
Nº Marchas 6
Potencia 74,8 CV a 9.000 rpm
Par 68 Nm a 6.500 rpm
Limitable
Chasis Tipo Diamante
Suspensión Delantera Horquilla hidráulica con 130 mm de recorrido
Suspensión trasera Basculante doble brazo y monoamortiguador 130 mm de recorrido.
Freno delantero Doble disco lobulado, 282 mm. ABS
Freno trasero Disco, 245 mm. ABS
Neumático delantero 120/70 ZR17 (58V)
Neumático trasero 180/55 ZR17 (73V)
Distancia entre ejes 1.405 mm
Altura asiento 815 mm
Peso declarado 186 kg
Depósito 14 litros
PVP 7.499 euros

 

 

BMW Concept Path 22

La fiebre scrambler ha tocado de lleno a BMW Motorrad, que en plena vorágine de lanzamientos no parecía dispuesta a dejar pasar semejante oportunidad. De ahí su –de momento, ensayo– Concept Path 22. Se trata de un vistoso prototipo derivado de la naked vintage BMW R nineT, pero que acentúa sobremanera su exclusividad a base de rasgos y toques scrambler.
Como salta a la vista, en el Concept Path 22 no falta un potente toque surfero. No obstante, la moto ha sido desvelada en el transcurso del famoso evento Wheels & Waves que se celebra en la localidad francesa de Biarritz.
Como ya sucediese en el BMW Concept nineT, Roland Sands ha colaborado estrechamente en el desarrollo de este prometedor proyecto. La moto cuenta con las modificaciones habituales para saltar al mundo off-road. Por ejemplo, calza neumáticos mixtos, el delantero con una llanta de diámetro superior, mientras que la horquilla exhibe mayor recorrido para absorber con la naturalidad necesaria las irregularidades que impone la circulación campera. Otro detalle es el escape doble elevado, ultimado por el especialista Akrapovic.
Por su parte, el depósito de combustible ha sido decorado por la firma Ornamental Conifer y luce motivos surferos, motivos floridos y colores claros. La Concept Path 22 se equipa asimismo con portatablas de surf Dyer Brad, instrumentación de MotoGadget, intermitentes integrados en los puños y un llamativo sillón monoplaza de cuero marrón en contraste. Eso sí, el propulsor es el de la NineT, que toma por base, con refrigeración por aire, si bien sus tapas de balancines son diferentes, decoradas en negro. También son distintas las llantas, nuevas y de cinco palos.
sPor cierto, ¿Te has planteado por qué el ‘22’ de su denominación? Pues bien fácil: responde a un camino simplemente conocido con el número 22, que atraviesa bosques de pinos y lleva a una zona apartada donde, se cuenta, están las mejores olas de Biarritz.

 

BMW Concept Path 22

 

BMW Concept Path 22

Motor Bicilíndrico bóxer de cuatro tiempos. Refrigeración líquida
Cilindrada 1.170 cc
Nº Marchas 6
Potencia 110 CV a 7.750 rpm
Par 119 Nm a 6.000 rpm
Limitable
Chasis Cuatro secciones, con una delantera y tres traseras, conjunto motor-caja de cambios que soporta parte de la carga
Suspensión Delantera Horquilla telescópica invertida, con 120 mm de recorrido
Suspensión trasera BMW Paralever con montante central y 120 mm de recorrido
Freno delantero Doble disco en acero con doble pinza; 320 mm
Freno trasero Disco de 265 mm
Neumático delantero 120/70 ZR17
Neumático trasero 180/55 ZR17
Distancia entre ejes 1,476 mm
Altura asiento 785 mm
Peso declarado 430 kg
Depósito 17 litros
PVP n.d.


(Publicado en MOTOS nº15)

Déjanos tus Comentarios
© Grupo V, 2015
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.