miércoles, 20 - Mar - 2019
Inicio » Revista Moto » Revista MOTOS, mayo 2016. Número 20

Revista MOTOS, mayo 2016. Número 20

Revista MOTOS, #20
mayo 2016

*** Consigue la edición de papel de MOTOS, CLICK AQUÍ ***

*** Descarga MOTOS DIGITAL en KIOSKO Y MÁS, CLICK AQUÍ ***

*** Descarga MOTOS DIGITAL para plataformas iOS, CLICK AQUÍ ***

*** Descarga MOTOS DIGITAL para sistemas ANDROID, CLICK AQUÍ ***

Dossier: Ruteras GT
Pueden considerarse las reinas de las carreteras, ya que son las monturas idóneas para recorrer largas distancias de manera cómoda, llevando acompañante y mucho equipaje. Te presentamos las Ruteras Gran Turismo más importantes de nuestro mercado. Con cualquiera de ellas podrás hacer ese viaje soñado a Cabo Norte, o recorrer el continente hasta la misma Siberia. Si tienes el dinero sólo tienes que elegir con cuál te quedas.

Contacto: Honda NC750X y Honda Integra
Hemos podido probar dos de las motos más populares de Honda, la “todocamino” NC750X y el Integra, el moto-scooter que ha sorprendido por su comodidad desde su aparición en el mercado. Ambos han recibido nuevas mejoras para este 2016. Te contamos nuestras impresiones.

Dossier: Chaquetas vintage de cuero
Es una pieza de ropa que no puede faltar en tu armario “motero”, y más si tienes una clásica de dos ruedas en el garaje. Tienen personalidad, estilo, calidad en sus materiales y, además, van equipadas con protecciones homologadas contra impacto. Te ofrecemos una muestra de lo que puedes conseguir en el mercado si realizas una pequeña búsqueda.

Legendaria: MV Agusta F4 312R
Tras el “acuerdo de caballeros” firmado por los grandes fabricantes en 1999, pocas motos de producción en serie han logrado superar la barrera de los 300 km/h. La MV Agusta F4 312R es una de esas ilustres que han podido acercarse un poco más a la velocidad del sonido e, incluso, establecer con ello un récord de velocidad, marcando 194 mph, ó 312 km/h, cifra mágica que grabaría su nombre para siempre. Hemos tenido la suerte de poder fotografiar una de cerca. Impresionante.

Revista MOTOS Nº 20, mayo 2016,
Sumario:

6. Supermoto. Lotus C-01
10. Noticias
16. Contacto. Piaggio New Liberty
18. Contacto. Dunlop Roadsmart III
20. Contacto. Bridgestone Batttlax Hypersport S21
22. Dossier. Ruteras GT
36. Prueba. Yamaha YZF R-3
42. Prueba. CFMoto 650TK-G
50. Prueba. Victory Gunner
56. Accesorios. Victory Gunner
58. Contacto. Honda NC750X y Honda Integra
64. Dossier. Chaquetas vintage de cuero
70. Legendaria. MV Agusta F4 312R
74. Guía de precios
82. Última curva

Carta del director

Aaron Slight

Hola. ¿Cómo estáis?
Hoy quiero refrescaros la memoria acerca de un gran piloto que tuvo sus “15 minutos de fama” en forma de algo más de una década en lo más alto de la Competición.

Me estoy refiriendo a Aaron Slight, gran piloto neozelandés, que centró su carrera profesional en el Campeonato del Mundo de Superbike de 1988 a 2000. Comenzó como Wildcard para Bimota en un GP (Japón) y ya entonces logró acabar entre los quince primeros. A partir de entonces fue progresando y en apenas cuatro años consiguió llegar hasta el “Top Five” del circuito. Sólo corrió para dos marcas, Kawasaki, primero, y después para Honda, con la que obtuvo la mayoría de sus éxitos, porque aunque jamás lograse coronarse como Campeón del Mundo de SBK, estuvo muy cerca de ello, y en una época en la que los rivales eran duros de verdad, con lo cual puede considerarse un éxito. Su mejores resultados llegaron de 1993 a 1998, quedando cuatro veces en el tercer puesto de la general, y dos veces subcampeón.

Dicen que uno se mide por la talla de sus enemigos, y Slight tuvo de los “chungos” (amén de sus propias monturas, bicilíndricas, y aventajadas por el reglamento de SBK de entonces). Nada menos que Scott Russell, John Kocinski, el gran Troy Corser y el enorme Carl Fogarty, se encargaron de que el bueno de Aaron no consiguiera los laureles de Campeón. Lo cual no significa que no fuera gran piloto porque fuera del Mundial ganó tres veces (¡seguidas!) las 8 Horas de Suzuka, una con la Kawa ZX-7R y dos con la estupenda Honda RC45. Justo al final de su periplo, 1998 – 2000, formó tándem con Colin Edwards a bordo de las fantásticas Honda SP-2, aunque para entonces el propio Edwards estaba más fuerte que él y tampoco pudo hacer mucho más por alcanzar el Título.

Además, en 1999, Slight tuvo que ser hospitalizado e intervenido quirúrgicamente de una trombosis cerebral, lo que le apartó (casi) definitivamente de la competición, y, aunque fue retenido por Honda un año más, sólo pudo encaramarse hasta la octava posición.
En internet podéis ver algún vídeo en el que se ven sus buenas maneras como piloto.

Que disfrutéis.

Déjanos tus Comentarios