domingo, 25 - Ago - 2019
Inicio » Motos y Pruebas » Suzuki V-Strom 250

Suzuki V-Strom 250

Baby V-Strom 250.

SUZUKI V-STROM 250

Muchos aún piensan aquello de “Caballo grande, ande o no ande”. Aunque poco a poco nos vamos dejando convencer por modelos más lógicos, como la V-Strom que nos ocupa.

Pero, no por ello menos divertidos. Y que ejercen muy bien de antesala para acceder con garantías al mundo de la moto desde abajo.

Hasta hace no demasiado, podías sacarte el carné de moto y tener bajo el control de tu puño “aparatos” de 150 CV.

SUZUKI V-STROM 250

Esa sensación de poderío puede resultar, y resultaba en no pocas ocasiones, fatal. Sin una conciencia previa acerca de lo que uno se trae “entre manos”.

Ahora la Ley te obliga a seguir un proceso de adaptación. En el que la falta de atención o experiencia no se pague tan caro.

Así, empiezan a llegar a nuestro país numerosos modelos de baja y media cilindrada. Que conforman una excelente base para adentrarte en el mundo de la moto, de manera segura y escalonada.

SUZUKI V-STROM 250 

Hace 16 años que se lanzó al Mercado la primera V-Strom.

Han pasado años y versiones, pero lo que siempre ha caracterizado a esta familia ha sido su carácter equilibrado y amable con el conductor. Cualidad que también mantiene esta versión para el carné A2.

Estéticamente, esta “dos y medio” sigue a la perfección las líneas de sus hermanas mayores de 650 y 1.000 cc.

SUZUKI V-STROM 250

Destaca su frontal “pico-de-pato”.

Donde, por cierto, su faro redondo no incorpora tecnología LED, algo que sí hace el grupo óptico trasero.

Y aunque aparentemente no destaca tanto como el resto de rivales. Debes darle una oportunidad y subirte a recorrer unos cuantos kilómetros.

Te aseguro que la dulzura de su motor y la sencillez de su manejo no te dejarán indiferente.

SUZUKI V-STROM 250

Ergonomía ciudadana

Nada más subirte a ella y todavía con el motor parado, te percatas de lo fácil que resulta.

La posición de conducción se mantiene erguida. Con los brazos cómodamente reposando sobre un manillar a cierta altura. Y, un asiento a tan sólo 800 mm sobre el suelo (el más bajo entre sus rivales).

Esto facilitará especialmente la circulación por la ciudad y el manejo de la moto en parado, sobre todo a pilotos de talla baja.

SUZUKI V-STROM 250

Aunque vende una estética de maxi-trail, está concebida para un uso asfáltico.

En su interior encontramos el mismo grupo termodinámico que anima a la inagotable Inazuma. Convenientemente adaptado a la norma Euro 4 mediante modificaciones que aumentan su rendimiento.

Optimizado para maximizar la entrega de par a bajo y medio régimen.

SUZUKI V-STROM 250

Las nuevas válvulas de admisión optimizan el flujo de aire hacia la cámara de combustión. Reduciendo consumo y emisiones.

Mientras que cilindros, pistones y balancines hacen uso de la tecnología de baja fricción en busca de mayor eficiencia.

El cigüeñal, ahora más silencioso, se optimiza para aumentar la aceleración disponible en el rango de velocidad comprendido entre 20 y 90 km/h.

SUZUKI V-STROM 250

Todo esto se pone de manifiesto circulando por la ciudad.

Momento en el que mejor se percibe la elasticidad de su motor. Que con un buen empuje a bajo y medio régimen, permite circular en marchas largas.

Es suave y apenas vibra, por lo que unido a sus medidas y cualidades dinámicas, hace que la V-Strom represente una buena opción para moverse por la ciudad.

SUZUKI V-STROM 250

Pero esta pequeña trail está diseñada para disfrutar tanto del día a día como del turismo de fin de semana.

Sin grandes lujos, ofrece lo suficiente para defenderse en autovía. Por un lado, su motor es capaz de impulsarla hasta unos 135 km/h.

SUZUKI V-STROM 250

Velocidad más que de sobra si tienes en cuenta que con pasajero (y aun subiendo) se mantiene.

Por otro, el parabrisas delantero, optimizado en el túnel de viento, ofrece una excelente protección frente al viento y la lluvia.

SUZUKI V-STROM 250

Uno de sus puntos fuertes es la autonomía.

Puede recorrer casi 500 km sin pasar por la gasolinera.

Teniendo en cuenta una velocidad reducida y un ritmo lento. Con los 4,6 litros consumidos de media en la prueba están asegurados los 350 km.

SUZUKI V-STROM 250

Diversión asegurada

Como te decía al principio del texto, no pienses que por no tener el “burro grande” te vas a aburrir.

Si te adentras en tramos de curvas de montaña, la V-Strom resulta divertida.

Por un lado, el motor es capaz de ofrecer el suficiente empuje para pasártelo bien a velocidades moderadas.

SUZUKI V-STROM 250

Y, por otro, su reducido peso permite que muevas ágilmente la moto y efectúes cambios rápidos de dirección.

La parte ciclo resuelve con soltura las situaciones del día a día que un modelo de 25 CV puede plantear.

Su disco de freno delantero en forma de pétalo está mordido por una pinza Nissin de doble pistón, y el ABS se confía a Bosch.

SUZUKI V-STROM 250

Eso sí, que no se te olviden sus opciones touring.

Y es que esta V-Strom permite incluso emprender pequeños viajes de fin de semana.

Gracias a los anclajes laterales y la parrilla trasera de aluminio, que permiten instalar maletas laterales y un baúl donde llevar el equipaje.

Accesorios que se pueden encontrar en el amplio catálogo Suzuki disponible.

SUZUKI V-STROM 250

 

Suzuki V-Strom 250
Web moto.suzuki.es
Motor 2 cilindros en paralelo, 4v, agua
Cilindrada 248 cc
Potencia y rpm 25 CV a 8.000 rpm
Par y rpm 23,4 Nm a 6.500 rpm
Limitable
Nº Marchas 6
Velocidad máxima 135 km/h
Chasis Doble cuna tubular de acero
Suspensión

Delantera

Horquilla telescópica
Suspensión

trasera

Monoamortiguador, bieletas
Freno delantero Disco, ABS
Freno trasero Disco, ABS
Neumático delantero 110/80-17 M/C 57H
Neumático trasero 140/70-17 M/C 66H
Distancia entre ejes 1.425 mm
Altura asiento 800 mm
Peso declarado 190 kg (en marcha)
Capacidad depósito 17 litros
Consumo 4,6 l/100 km
PVP 5.799 €

 

Texto. José A. García

Fotos. Paloma Soria

(publicado en MOTOS nº47)

Déjanos tus Comentarios