martes, 15 - Oct - 2019
Inicio » Motos y Pruebas » Triumph Street Scrambler

Triumph Street Scrambler

Scrambler amable y polivalente.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

Con la Street Scrambler Triumph recupera y actualiza el concepto de la anterior Scrambler.

Partiendo de la Bonneville presentada en 2016, dando lugar a un modelo cargado de historia.

Una moto que permite hacer de todo, desde habituales incursiones urbanas. Hasta esporádicos paseos fuera del asfalto.

Nuestra protagonista pasa a aumentar la familia Street Twin.

Es una moto divertida y fácil de conducir, si bien lo que destaca es la estética todo terreno propia de los años ‘60.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

Con elementos como escapes elevados con protectores térmicos en negro y acero, placa portanúmero o cubre cárter.

Estriberas del piloto estilo Bear Trap, llantas de radios y neumáticos para uso mixto.

El asiento, tapizado con acabado alcántara y costuras de color, no es corrido, sino que se divide en dos.

Se puede desmontar el lado del pasajero dejando al descubierto una rejilla portaequipajes. También se pueden desmontar estriberas y asideros.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

La Street Scrambler luce un estilo minimalista caracterizado por unas líneas nítidas y carenados reducidos a la mínima expresión.

Destacan multitud de toques de acabado moderno.

Cubiertas de motor en negro con el emblema de la marca o cuerpo de mariposas acabado en aluminio.

Cuenta con las características aletas de refrigeración del motor. O la instrumentación de presentación sencilla pero con una completa información.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

Además, incorpora faro trasero de LED y un puerto de carga USB ubicado bajo el asiento.

Por si todos estos detalles se te quedaran cortos, han concebido la Street Scrambler con la personalización en mente.

Posee un catálogo con más de 150 referencias para potenciar el estilo, sentido práctico o características todoterrenísticas del modelo.

Fácil desde el principio

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

Ergonómicamente mejora con respecto al anterior modelo Scrambler de Triumph.

Y, lo hace gracias a un asiento más bajo, con unos brazos que se abren en su agarre a un manillar más ancho.

Todo lo cual repercute en una conducción cómoda, confiada y segura.

Ensamblando todo el conjunto se encuentra un chasis especialmente configurado para ofrecer una conducción neutra y noble.

Está formado por una estructura en cuna de tubos de acero.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

Para el resto de la parte ciclo se eligen elementos que ofrecen un comportamiento notable. Adaptado a los requerimientos e inercias que su suave motor plantea.

El equipo de suspensiones se confía a KYB. Está compuesto por una horquilla convencional con barras de 41 mm y 120 mm de recorrido delante. Y, un doble amortiguador trasero detrás conectado a un basculante de doble brazo de acero.

Ofrece un recorrido de 120 mm y es regulable en precarga.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

El equipo de frenos, con el obligado sistema ABS, equipa un único disco en el tren delantero. Una unidad flotante de 310 mm, mordido por una pinza Nissin también flotante de 2 pistones. La misma que se usa para el disco trasero de 255 mm.

Las llantas son de radios, y monta de serie unos neumáticos Metzeler Tourance de doble uso.

Con todo esto, la Street Scrambler está perfectamente preparada para adaptarse a diferentes condiciones de conducción.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

Pongo en marcha el motor y su sonido es una auténtica declaración de intenciones.

Con personalidad, pero amable y redondo.

Desde muy abajo en el cuentavueltas, la Street Scrambler ofrece un empuje directo una vez enroscas el puño de gas.

Lo que permite una excelente aceleración, pero a la vez controlable, dado que sus máximas prestaciones se sitúan dentro de lo lógico.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

De hecho, estos máximos se entregan a tan sólo 2.850 rpm para el par, y 6.000 rpm para la potencia.

Lo que quiere decir que esta Triumph se encuentra cómoda y da lo mejor de sí a regímenes de giro bajos. Por encima de los cuáles no merece la pena subir, ya que aumentan las vibraciones y el empuje disminuye.

Todo esto resulta perfecto para las incursiones urbanas, momento en el que se pone de manifiesto el carácter amable de esta callejera.

La posición de conducción y altura del asiento facilitan la marcha entre los coches.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

El cambio es suave. Su embrague, asistido y con tecnología antirrebote, permite cambiar de marcha sin que la mano izquierda se fatigue.

Estos factores la convierten en una moto accesible para todo tipo de pilotos.

Resultando un modelo ideal para los usuarios del A2.

Tienen a su disposición un kit de limitación para instalar y desinstalar fácilmente en cualquier concesionario de Triumph.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

En ciudad hay que prestar atención a dos factores. Por un lado, su escape carece de protección en zonas susceptibles de rozar a la hora de subir y bajar de la moto.

Por otro. La anchura del manillar y la posición de los retrovisores, interfieren con los del resto de vehículos.

Hay que prestar especial atención a la hora de circular entre coches.

Una ventaja una vez sales de la ciudad. Ya que el mayor brazo de palanca permite cambiar rápido de dirección.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

Resulta muy dinámica en carreteras de curvas.  Su chasis es estable, y suspensiones y frenos siguen estando a la altura.

En nuestra prueba llegamos a un consumo mínimo de 3,3 litros a los 100 km. Subió hasta los 4,6 litros en el momento en que circulamos a 120 km/h constantes.

Eso sí, si te propones exprimir al máximo el motor, su consumo puede subir hasta los 7,1 litros. Aunque, como te comentaba, no es lo que te apetecerá hacer con esta amable “Bonnie”.

TRIUMPH STREET SCRAMBLER

 

Triumph Street Scrambler
Web www.triumphmotorcycles.es
Motor 2 cilindros en paralelo, refrigeración líquida
Cilindrada 900 cc
Potencia y rpm 55 CV a 6.000 rpm
Par y rpm 80 Nm a 2.850 rpm
Limitable
Nº Marchas 5
Velocidad máxima 160 km/h
Chasis Tubular de acero
Suspensión

Delantera

Horquilla convencional, barras 41 mm, 120 mm recorrido
Suspensión

trasera

Doble amortiguador, 120 mm recorrido
Freno delantero Disco, 310 mm, ABS
Freno trasero Disco, 255 mm, ABS
Neumático delantero 100/90-19
Neumático trasero 150/70 R17
Distancia entre ejes 1.445 mm
Altura asiento 790 mm
Peso declarado 206 kg (en seco)
Capacidad depósito 12 litros
Consumo 4,6 l/100 km
PVP Desde 10.700 €

 

Texto. José A. García

Fotos. Paloma Soria

(publicado en MOTOS nº47)

Déjanos tus Comentarios