miércoles, 14 - Nov - 2018
Inicio » Motos y Pruebas » Victory Project 156

Victory Project 156

Cohete hacia las nubes

La firma americana se ha enfrentado a una de las carreras americanas con más historia y solera con esta moto completamente artesanal. Roland Sands puso el resto.

Victory Motorcycles nació el 4 de julio de 1998, con sede en Iowa (EE.UU.) y a la sombra del paraguas del grupo Polaris. Con casi un siglo de diferencia, el proyecto pretendía ser la alternativa a Harley y su potentísimo ‘way of life’. Es evidente que, de camino a las dos décadas de existencia, no ha conseguido tumbar al gigante ‘yankee’ pero, al menos, sí que se han abierto un importante hueco dentro del sector custom, cruiser o incluso chopper. Y la marca está viva, muy viva, como demuestra su nuevo prototipo eléctrico, la Empulse TT (diseño, todo sea dicho, obtenido al adquirir al completo al fabricante Brammo) y que, hace sólo unos días en el pasado Salón de la Moto de Milán, mostró la que podría ser su forma definitiva para su homologación en la calle.
Pero veamos qué tiene de especial esta otra moto con nombre de archivo clasificado del Gobierno, nacida para las carreras (para una en concreto).

En buenas manos
Para empezar, hay que matizar que para este proyecto han contado con la mejor ayuda posible en las manos de Roland Sands Design, con quienes prepararon una moto con el objetivo de competir en la famosa ‘Carrera hacia las nubes’, la subida al monte Pikes Peak. Aquí tenemos la razón por la que se llama ‘Project 156’, porque ese es el número de curvas a los que se tienen que enfrentar los valientes pilotos que se atreven con una de las carreras más míticas y antiguas del mundo (su primera edición se celebró en 1909 y, de hecho, la tradición era hacerla precisamente el 4 de julio, día de la Independencia Americana y del nacimiento de Victory como fabricante). La subida al Pikes Peak es un recorrido que arranca en la falda de esta montaña y acaba en la cima. A lo largo de los casi 20 kilómetros -y 156 curvas completamente asfaltadas desde hace un par de años, ya que hasta hace poco aún quedaban tramos de la antigua carretera de tierra- suben, en distintas tandas y categorías, artefactos de todo tipo: desde prototipos, coches de calle y competición, motos, sidecars, camiones, gasolina, diésel, híbridos, eléctricos… Y así hasta un largo etcétera.

El espíritu de esta competición siempre ha sido, principalmente, amateur. En realidad, los ‘garajistas’ y pilotos locales son los que mantienen viva la esencia Pikes Peak, con artefactos subidos en remolque, la caravana, la barbacoa… pero, además, es bastante frecuente que marcas o fabricantes desembarquen esporádicamente para aprovechar la espectacularidad de la carrera como escaparate para dejarse ver mundialmente con un impacto muy localizado. Así lo hizo Victory este año, cuando se presentó con nuestra protagonista y el editor de pruebas de la famosa revista Cycle World, una institución como Don Canet, en la salida. La idea era salirse un poco de su habitual imagen de marca hacia un perfil más deportivo con una moto de carreras.

Corazón con potencia y futuro
En este caso, se trabajó con un diseño completamente artesanal, equipado con un bloque V2 de 1.200 cc, que iba a garantizar que las prestaciones fueran suficientes, especialmente si se tiene en cuenta que hay que superar un desnivel de casi 3.000 metros entre la salida y la meta, con lo que ello conlleva para el rendimiento de motores atmosféricos. Este poderoso corazón de refrigeración líquida fue desarrollado por el departamento I+D de Minnesota de la marca, y es mucho más importante de lo que parece porque representa la base de los futuros modelos. Cuenta con una doble toma de admisión de 67 mm para obtener la máxima potencia y par motor, así como un árbol de distribución de alto rendimiento, incluyendo válvulas de admisión y de escape de titanio para permitir la máxima velocidad del motor.


La cosa empezó bien y el Project 156 se clasificó en cuarta posición dentro de su categoría. Sin embargo, el día de la carrera, no hubo tanta suerte y Canet sufrió una caída en el segundo sector de la subida dando por perdida la prueba, aunque logró levantar la moto y llegar a la meta ofreciendo un ‘sonoro’ espectáculo en cada curva. Lo bueno es que, como hemos comentado, este proyecto ha servido de base para sacar adelante un nuevo modelo de aspiraciones deportivas. Así que, en parte, aquella caída también fue una “Victoria”.

 

(publicado en MOTOS nº16)

Victory Project 156

Motor Bicilíndrico en V
Cilindrada 1.200 cc
Potencia y rpm n.d.
Par y rpm n.d.
Limitable No
Nº Marchas 6 velocidades
Velocidad máxima n.d.
Chasis Tubular de acero
Suspensión

Delantera

Horquilla invertida Öhlins
Suspensión

trasera

Basculante con amortiguador regulable Öhlins
Freno delantero Doble disco Brembo
Freno trasero Disco Brembo
Neumático delantero Dunlop semislick
Neumático trasero Dunlop semislick
Distancia entre ejes n.d.
Altura asiento n.d.
Peso declarado n.d.
Capacidad del depósito n.d.
PVP n.d.
web Victory Project 156
Déjanos tus Comentarios
© Grupo V, 2015
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.