miércoles, 22 - May - 2019
Inicio » Motos y Pruebas » Yamaha TMax DX

Yamaha TMax DX

Sensacional TMax.

yamaha tmax dx

Desde su aparición, el TMax se ha consolidado como un scooter deportivo y diferente.

En sus 17 años de vida ha experimentado una constante evolución. Conservando el espíritu original y los rasgos que lo convirtieron en lo que es, incluido su precio “premium”.

Aunque hasta hace 2 semanas era de los que no me gastaría 14.000€ en un scooter, lo que ronda esta versión DX.

Voy a tratar de convencerte de que toda regla tiene una excepción. El nuevo TMax es un auténtico ‘pepino’.

Está claro que Yamaha dio en el clavo cuando lo concibió.

yamaha tmax dx

Es el maxiscooter más popular desde que se lanzó en 2001.

El modelo superventas en Europa.

Y, uno de los más vendidos jamás fabricado por Yamaha, con más de 250.000 unidades hasta la fecha.

En su última remodelación recibe muchas mejoras, tanto en el apartado estético, como en el ciclo. Con una reducción de nada menos que 10 kg respecto al modelo anterior.

Además, fruto de la madurez que muestra el mercado del megascooter según Yamaha. Se ha desdoblado en 3 versiones. Tratando de adaptarse de mejor manera y a mayor cantidad de clientes.

La primera de ellas, y más básica (12.299€), proporciona un lienzo en blanco. Ideal para el usuario que desea construir su propio modelo con los accesorios originales de Yamaha.

yamaha tmax dx

No obstante, incorpora de serie sistemas como YCC-T, ABS, control de tracción. Encendido con llave inteligente y bloqueo de caballete central, toma de carga de batería y suspensión trasera tipo bieleta.

Se ofrece en un único color negro.

Sobre esta base, Yamaha ofrece dos modelos más con diferente nivel de equipamiento.

El primero, SX (13.199€), se plantea como el deportivo de la familia. Añade a las características “base” los sistemas D-Mode y My TMax Connect. Se ofrece en colores matt silver y liquid darkness.

El más equipado DX (14.199€), se ofrece para los que buscan mayor lujo y elementos premium. Añade puños y asiento principal calefactables, parabrisas regulable electrónicamente. Regulación de la suspensión trasera, control de velocidad de crucero y colores liquid darkness y phantom blue.

yamaha tmax dx

Reconozco que soy de los que les cuesta asumir los cambios, y cada nuevo TMax me parecía aún más bonito.

Sin embargo, miro las fotos de mi unidad de 2001 y me doy cuenta de que se ha quedado anticuada.

Como en casi todos los modelos premium actuales, las líneas angulosas dan paso a un diseño mucho más redondeado. Destaca su frontal compacto dominado por una óptica doble con 4 faros LED.

Hay partes que permanecen inalterables desde el modelo inicial.

Como los carenados laterales en forma de boomerang, parte integrante y característica de cada generación TMax.

yamaha tmax dx

Una vez estás sobre él, se siente largo y espacioso. Conserva esa posición de conducción en la que puedes estirar casi por completo las piernas hacia adelante.

Debajo, el hueco ha aumentado de capacidad. Permitiendo albergar un integral y dos semi-jet.

La instrumentación es completísima y se muestra por medio de dos esferas de contorno azul sobre fondo negro.

Velocímetro y tacómetro y una pantalla TFT, con información de la temperatura exterior. Reloj, nivel de gasolina y temperatura motor, mapping seleccionado. Indicador eco, estado de los puños y asiento calefactable.

yamaha tmax dx

En las piñas se acumulan los pulsadores que gestionan toda la electrónica y visualización del panel de instrumentos.

En la parte delantera del asiento se encuentran los botones de apertura del asiento y depósito de gasolina.

Pongo en marcha el motor pulsando el botón correspondiente. Escucho su característico sonido que sigue manteniendo un toque invariable desde el modelo original.

Dejo la pantalla en su altura más baja. Pongo al máximo la temperatura del asiento y los puños calefactables.

Un conjunto con 46 CV capaz de lanzarme hasta los 170 km/h.

yamaha tmax dx

Resulta ideal para conducción tranquila. Por ejemplo circulando por ciudad o con acompañante. Sube de vueltas de manera progresiva (al abrir gas se pone a 3.500 rpm y llega hasta 5.000, para seguir estirando suavemente).

Segundo, por la agilidad que demuestra. Tanto para mover la moto en parado como para ‘culebrear’ entre coches.

Y es que la reducción de peso es uno de los puntos clave de este modelo. Chasis, basculante y transmisión son más ligeros.

Carretera y manta

yamaha tmax dx

Todos estos factores hacen que puedas disfrutar del lado más amable del nuevo TMax.

Haciendo uso de él como vehículo urbano para el día a día y aprovechando su capacidad de carga. Sencillez de manejo, pantalla regulable, y puños y asiento calefactables.

Pero, con semejante motor y parte ciclo, es menester salir de la ciudad y ponerlo a prueba de verdad.

Con el modo S da rienda suelta al lado más racing.

El motor acelera ahora de forma más contundente. La respuesta al gas es más inmediata y directa, llena de empuje.

Al abrir sube de golpe hasta las 4.000 rpm y rápidamente hasta las 5.500, y a partir de ahí va subiendo escalonadamente.

yamaha tmax dx

La diferencia fundamental está a medio régimen. Este modo resulta ideal para esos momentos en los que necesitas o deseas rapidez de reacciones.

En autopista, el TMax puede alcanzar una velocidad máxima que pone en peligro los puntos de tu carné: 170 km/h en llano. 180 con el viento a favor o en bajada.

Es momento de elevar la pantalla hasta su posición más alta. Y disfrutar de una conducción mucho más confortable.

Decido meterme de lleno en tramos de carreteras secundarias que recorren la sierra de Madrid. En los que este TMax promete.

yamaha tmax dx

La sensación de seguridad y aplomo es total.

De eso se encargan un chasis y horquilla delantera tipo moto. Una suspensión trasera con sistema tipo bieletas (regulable además en precarga y compresión) y un equipo de frenos de altísimo nivel.

Con un ABS que resulta poco intrusivo en los momentos en los que actúa.

Sigue destacando la facilidad y rapidez con la que el TMax permite cambiar la inclinación. Algo que agradeces a la hora de adelantar, corregir trazada o simplemente enlazar curvas.

El aumento de longitud del basculante en 40 mm permite un feeling más de moto y colabora en la estabilidad.

Es asombroso el grado de inclinación que se consigue una vez metidos en faena.

yamaha tmax dx

En estos momentos te esperas que el consumo sea elevado. Pero me llevo una sorpresa al ver que sobre la media de 4,3, ha subido hasta un máximo de 5,2 litros a los 100 km.

Con todo esto que te cuento, ¿quién necesita una deportiva? Entonces vuelvo a pensar: “es caro y no caben dos integrales”.

Es verdad, son las dos únicas excusas para no irte directamente al concesionario a reservar tu TMax, pero ya no me valen.

yamaha tmax dx

Yamaha TMax DX
www.yamaha-motor.eu
Motor 2 cilindros en línea, refrigeración líquida
Cilindrada 530 cc
Potencia y rpm 46 CV a 6.750 rpm
Par y rpm 53 Nm a 5.250 rpm
Limitable
Nº Marchas
Velocidad máxima 170 km/h
Chasis Diamante de aluminio
Suspensión

Delantera

Horquilla invertida, 120 mm recorrido
Suspensión

trasera

Monoamortiguador, doble brazo, 117 mm recorrido
Freno delantero 2 discos, 267 mm, ABS
Freno trasero 1 disco, 282 mm, ABS
Neumático delantero 120/70-15
Neumático trasero 160/60-15
Distancia entre ejes 1.575 mm
Altura asiento 800 mm
Peso declarado 216 kg (en marcha)
Capacidad depósito 15 litros
Consumo 4,3 l./100 km
PVP 14.199 €

 

Texto: José A. García

Fotos: Paloma Soria

(publicado en MOTOS nº41)

Déjanos tus Comentarios