miércoles, 14 - Nov - 2018
Inicio » Scooters » Yamaha X-Max 125

Yamaha X-Max 125

La fórmula del éxito

TMax-T+X=XMax. XMax 400-275cc= XMax 125… ¡Funciona!
Matemáticas aplicadas al mundo del scooter: coges un TMax, con una construcción menos sofisticada y un motor de 400 en vez de su bicilíndrico tan especial y haces un X-Max 400 que resulta un éxito en ventas. Y si, con esa filosofía y una carrocería similar haces un 125, seguro que sale bien.

Esta es la fórmula actual, desde luego, porque este nuevo X-Max 125 se parece (y mucho) al 400. Pero lo cierto es que se inventó antes que él: lleva muchos años en el mercado, los suficientes para que este sea el cuarto X-Max 125 de la historia desde 2005, mientras que el 400 apareció hace poco más de un año y no ha cambiado desde entonces.
La idea de Yamaha con este scooter no ha variado: un modelo elegante, con cierto halo deportivo, derivado del que emana del gran T-Max. Empleando esos “genes” no puede permitirse mácula alguna en su comportamiento ni en sus acabados. Pero tampoco es barato. Aún así, está claro que Yamaha sabe lo que hace: las ventas del X-Max 125 siempre han sido suficientes para mantenerlo en el “Top Ten” año tras año, a pesar de su precio y es que es un gran scooter.
Esta versión 2014 ha variado lo suficiente como para que se pueda considerar un nuevo scooter. No hay grandes cambios en la mecánica, que sigue siendo el motor construido por Minarelli (filial de Yamaha) y que ha empleado siempre. Y el chasis en tubo de acero también sigue siendo básicamente el mismo. El motor, con el paso de los años ha ido disminuyendo “unos gramos” en potencia: empezó siendo de carburación y se declaraban 15 CV en los primeros (¡Cómo corrían aquellos!). Las normativas anticontaminación le obligaron a recurrir a la inyección y a “taponar” un poco el escape. Ahora se declaran 14,14 CV y, sinceramente, no corre tanto como los primeros X-Max del 2005 (algo que ocurre con todos los 125 cc). Pero es más suave, más agradable y sigue siendo uno de los más rápidos del mercado, algo básico cuando hablas de velocidades entre 100 y 120 km/h.

0075

 

Los cuatro X-Max
Presentado en 2005, el X-Max quería ser otra opción al T-Max, para los que no tenían carnet de coche, que, revelado unos años antes, ya se había convertido en la referencia del mundo del scooter. En 2007 llega la inyección y algunos retoques menores que conseguían que fuese más suave que su predecesor. En 2010 se adoptó una carrocería más moderna, ya con la cúpula en el escudo. Este X-Max es el que se ha vendido hasta ahora, con la llegada de esta versión 2014, más suave que nunca y tan eficaz como siempre.

 

Parecidos familiares
Estéticamente ha cambiado bastante. Ahora ya no quiere parecerse al T-Max. Tiene un nuevo “hermano mayor” al que imitar: el X-Max 400. Formas angulosas por delante, que le confieren cierta agresividad frontal, un lateral con el “boomerang” (la moldura con esa forma sobre la plataforma) que identifica a toda la gama Max, y una zaga más afilada que nunca. Sobre el amplio asiento del conductor hay mucho espacio: es un scooter grande y alto. Delante de ti, el nuevo cuadro, con los relojes enmarcados en hexágonos, formas que hereda del T-Max a través del X-Max 400. Es un cuadro completo, digital del todo, con un ordenador que te indica consumos y datos de mantenimiento como kilometrajes de aceite o correa de transmisión. Además, es educado y te saluda con un “Welcome on board” cuando das al contacto. Debajo, dos guanteras, bien terminadas y rematadas en una pieza que imita aluminio pulido, la izquierda con cierre. Pero a la hora de llevar cosas el sitio idóneo es su cofre bajo el asiento, inmenso, que alberga dos cascos integrales y deja espacio para más cosas. Y en cuanto al acabado, la chapa metálica tras del asiento y las costuras rojas son detalles que quieren hacer ver la cuidada terminación. Es, en suma, un scooter bien rematado y con un equipamiento cuidado… a excepción de “faltas” como el clásico enchufe de 12V o la luz del cofre, elementos que en Yamaha creen superfluos.

 

Rápido y bueno
En marcha destaca por su suavidad y un comportamiento noble y casi intachable. Gran parte del truco, además de un chasis rígido y buenas suspensiones, es el empleo de llantas más grandes: con una rueda delantera de 15” y una trasera de 14” consigue mayor efecto giroscópico y así un mejor control. Es fácil de tumbar y sacar de las curvas. Frena bien, y si te preocupa tu seguridad puedes disponer de la versión con sistema antibloqueo de frenos ABS. Pero es su motor, además de ese sano comportamiento, la otra parte del éxito: el propulsor Minarelli es potente pero a la vez muy suave. Así, siendo de los scooters 125 más rápidos y con mejor aceleración del mercado, es capaz de “disimularlo” muy bien. Entre la suavidad y la facilidad que ofrece, siempre tienes sensación de ir más despacio que en otros scooter y sólo cuando te enfrentas con un rival y comparas, te das cuenta de que el Yamaha es verdaderamente rápido.
Es un gran scooter en ciudad. Es grande, aunque no ancho. Gira lo suficiente y las bondades del chasis y el motor hacen lo demás. Lleva una pata lateral, siempre más cómoda para estacionar durante poco rato en los clásicos “recados” del día a día, y un caballete (fácil de usar) para cuando aparcas más tiempo. Y en carretera es, simplemente, una de las mejores opciones actuales: rápido, cómodo y estable; en un entorno en el que los coches pasan a las 125 cc como si no estuvieses ahí, el poder acercarte a la velocidad a la que circula el tráfico te evita sustos. Y eso, el X-Max lo hace con comodidad y sin la sensación de que vaya a reventar el motor, por rápido que lo lleves.

 

 

(publicado en MOTOS nº15)

 

Yamaha X-Max 125

Motor Monocilíndrico, SOHC
Cilindrada 124 cc
Potencia y rpm 14,14 CV a 9.000 rpm
Par y rpm 11,94 Nm a 6.750 rpm
Limitable
Nº Marchas Variador CVT
Velocidad máxima 120 km/h
Chasis Cuna abierta en acero
Suspensión

Delantera

Horquilla telescópica
Suspensión

trasera

Doble amortiguador regulable en precarga
Freno delantero Disco ø267 mm
Freno trasero Disco ø240 mm
Neumático delantero 120/70-15
Neumático trasero 140/70-14
Distancia entre ejes 1.525 mm
Altura asiento 792 mm
Peso declarado 169 kg (en marcha)
Capacidad del depósito 13,2 litros
PVP 3.949 €
web Yamaha X-Max 125

 

 

Déjanos tus Comentarios
© Grupo V, 2015
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.