lunes, 20 - May - 2019
Inicio » Motos y Pruebas » Yamaha XSR 700 rodando

Yamaha XSR 700 rodando

XSR 700, Neoclásica.

YAMAHA XSR 700

Uno de sus exponentes más accesibles de la gama Sport Heritage, la XSR 700, combina diseño clásico con la tecnología más reciente.

El resultado es un atractivo modelo con un toque vintage para los que buscan el placer de conducir.

Nuestra protagonista toma su inspiración de la Yamaha XS 650 de 1970. Ha sido diseñada bajo las directrices del constructor Shinya Kimura. Maestro zen de la filosofía “Faster Sons”.

Basada en la MT-07, de la que toma mecánica y parte ciclo.

YAMAHA XSR 700

Muy personal

Podríamos definir la Yamaha XSR 700 como una naked de estilo scrambler. Cargada de historia y personalidad, de inspiración retro y con detalles vintage.

Así lo atestiguan elementos como el faro, el piloto trasero, el asiento, el depósito de combustible. Y, los soportes del guardabarros delantero en aluminio.

Pero no dejes que su aspecto te lleve a equivocación. Detrás de este diseño clásico se encuentra una moto que permite un uso deportivo y ágil. Puede ser tan tranquilo o divertido como tú elijas.

YAMAHA XSR 700

Para ello se vale de un bicilíndrico en línea de 689 cc con tecnología “crossplane” (distribución irregular del encendido y cigüeñal a 270º).

Proporciona un par motor totalmente lineal y es capaz de ofrecer una aceleración contundente pese a sus escasos 75 CV.

El ligero chasis backbone tubular de acero se ha diseñado pensando en la agilidad y manejabilidad.

Mientras, la parte ciclo cuenta con elementos que, sin ser “pata negra”, funcionan de manera notable.

YAMAHA XSR 700

El equipo de suspensiones está formado por una horquilla convencional y un amortiguador trasero.

Cuenta con un soporte horizontal montado directamente sobre el cárter, y permite ahorrar espacio y mejorar el rendimiento del chasis.

El equipo de frenos incorpora dos discos delanteros ondulados (el trasero también lo es), mordidos por pinzas de 4 pistones.

Ágil como una liebre

YAMAHA XSR 700

No se cómo me sentará desde fuera, pero la Yamaha XSR 700 es una de esas motos en las que me gusta subirme por su ergonomía.

Todo encaja.

La posición de conducción es cómoda y erguida. Con brazos abiertos, adelantados y piernas no excesivamente flexionadas.

Su geometría promete una conducción ágil y divertida.

YAMAHA XSR 700

Los primeros kilómetros por suelo urbano ponen de manifiesto el gran dinamismo de esta naked.

Es muy fácil de conducir y se nota muy ligera, por lo que resultará ideal para conductores poco experimentados.

Pero como te cuento más adelante, ofrece mucha diversión. Algo que abre el abanico de utilización también a los más experimentados.

YAMAHA XSR 700

Entre semáforo y semáforo, y a ritmo tranquilo, se muestra dócil y ofrece suavidad de funcionamiento. Pero, saca mucho carácter si te empleas a fondo con el puño de gas y subes de vueltas.

Ese aumento de velocidad se complementa con el buen hacer de chasis y parte ciclo. Permiten agilidad y cambios rápidos de dirección. Gracias a la cerrada geometría de la dirección y corta distancia entre ejes.

Las suspensiones ofrecen un tarado ideal en territorio urbano.

YAMAHA XSR 700

Es una moto cómoda. 

Aunque se nota ese recorrido extra en la rueda trasera.

Reconozco que me encanta sentir como su hunde el asiento mientras acelero y juego con la tracción del neumático trasero.

Echo en falta algo más de mordiente en el freno delantero pero la potencia es sobrada.

YAMAHA XSR 700

Me dirijo a vías rápidas en las que explorar su capacidad de aceleración y me sorprende la facilidad con la que la XSR sube de vueltas.

Parece que tuviera mucho más que 75 CV.

Es capaz de hacer puntas de casi 190 km/h, pero como contrapartida a la agilidad que proporciona la corta distancia entre ejes.

Se muestra inestable a partir de 160. Ya en los primeros kilómetros percibes que lo que más te apetecerá hacer con esta naked no será ir en busca de la máxima velocidad.

YAMAHA XSR 700

Si te mueves dentro de los límites legales el consumo baja hasta los 4,6 litros a los 100 km.

Cifra más que buena si decides hacer largas tiradas de kilómetros.

Eso sí, el asiento plano que monta esta unidad acaba resultando un poco duro después de un largo periodo de uso.

Su parte divertida

YAMAHA XSR 700

Lamentablemente la protección aerodinámica no es la mejor a pesar de esa cúpula que lleva como opción.

La autopista no es el escenario ideal de esta neoclásica.

Aunque tengo que reconocer que por ciudad disfruté de una conducción de lo más agradable y divertida.

Los lugares en los que salen a relucir sus virtudes vuelven a ser las carreteras secundarias.

YAMAHA XSR 700

Da igual en qué marcha circules a la salida de una curva, ya que el motor siempre responderá.

Con su entrega de par, si lo haces a bajas revoluciones, o con todo el brío de sus 75 CV si lo haces subidito de vueltas.

Claro está que el poco peso del conjunto juega un papel fundamental en cuestión de aceleración.

YAMAHA XSR 700

 

Yamaha XSR 700

www.yamaha-motor.eu

Motor 2 cilindros en línea, refrigeración líquida
Cilindrada 689 cc
Potencia y rpm 74,8 CV a 9.000 rpm
Par y rpm 68 Nm a 6.500 rpm
Limitable
Nº Marchas 6
Velocidad máxima 188 km/h
Chasis Tubos de acero
Suspensión

Delantera

Horquilla telescópica, 130 mm recorrido
Suspensión

trasera

Monoamortiguador doble brazo, 130 mm recorrido
Freno delantero 2 discos, 282 mm, ABS
Freno trasero Disco, 245 mm, ABS
Neumático delantero 120/70 ZR 17 58V
Neumático trasero 180/55 ZR 17 73V
Distancia entre ejes 1.405 mm
Altura asiento 835 mm
Peso declarado 186 kg (en orden de marcha)
Capacidad depósito 14 litros
Consumo 6.6 l/100 km
PVP 7.599 €

 

Texto. José A. García

Fotos. Paloma Soria

(publicado en MOTOS nº42)

Déjanos tus Comentarios